HACIA UNA CIENCIA TRANSCULTURAL Y DE CORAZÓN


     La física no sabe en el fondo qué es la luz, una muestra de ello es que necesita de dos teorías aparentemente opuestas para explicar su comportamiento: la luz como ondas y como partículas. Entonces ... ¿para qué sirve la ciencia ...? La física no nos desvela la esencia de la luz, pero gracias a sus teorías podemos encontrarle propiedades que empleando simplemente nuestros sentidos no lograríamos ver. La función de la ciencia es como la de un telescopio que no nos dice nada sobre el fundamento de las estrellas, pero sí nos las acerca a nuestros sentidos.
    En el paradigma del conocimiento imperante la ciencia sirve a los mitos creadores de cada cultura, dirigiendo  siempre su mirada exploradora en las direcciones “permitidas” por estos. Un ejemplo de ello sería la medicina occidental que investiga en la dirección del mecanicismo y el materialismo; esto tiene sus pros y sus contras, el mecanicismo le hace desarrollar una cirugía muy avanzada y el materialismo le hacer dejar fuera de su campo el mundo de la conciencia. Así, el conocimiento en toda cultura posee unos puntos ciegos que quedan fuera de su campo de exploración, esto ha asegurado no perderse en la dispersión  y que cada cultura pudiese hacer aportes diferentes al conocimiento.


Un ciencia transcultural y de corazón integraría todos los "colores" en un arcoíris del conocimiento lleno de sentido , que apuntaría hacia una humanidad en la que todas las personas podrían ser ellas mismas ...  disfrutando y enriqueciendo  la abundancia de la vida.

  
    En la visión transcultural de los “Nuevos Paradigmas del Conocimiento” las culturas no tienen porqué ir cada una por su lado, pueden integrar sus avances y eliminar puntos ciegos. La consecuencia, es evidente, un progreso científico y humanista como nunca se ha registrado en la historia. Estos paradigmas traen consigo aún un mayor tesoro: ser permeables a la sabiduría del corazón. Este don asegura que el camino que inicié con ellos la humanidad sea hacia un mundo en el que cada persona pueda expresar su propia luz , haciendo de ello el mejor servicio a los demás.
    Lo que se investigue será para servir a la felicidad de todos y no para competir entre nosotros. La ciencia será, en definitiva, una de las manos del corazón.
    ¿Qué te parece, querido lector, examinar los conocimiento que has ido adquiriendo en tu formación a la luz de lo Nuevos Paradigmas …? No se trata de luchar contra lo establecido, sino de ir trascendiéndolo poco a poco, cada uno a su ritmo y siempre guiándose por su sentir, pues el fin último es una humanidad que pueda vivir desde su corazón.
      
  
   
    

La Física Cuántica y la Danza de la Vida


     Cuenta la leyenda que la Conciencia creadora de la Madre Tierra plantó las semillas de las diversas culturas, otorgándolas a cada una un don creativo y un lugar en el territorio de la conciencia, que delimitó por un cercado de ignorancia, necesario para poder hacer su trabajo sin interferir en el de los demás. Llamemos obstáculo a este límite.


     A un pueblo le dio el don del amor a la naturaleza. Se sentiría tan unido a ella que nunca edificaría ciudades, sus construcciones serían tales que cuando las abandonasen, al poco tiempo, nadie podría decir que allí había habido un poblado. Serían uno con la Madre Tierra. Nunca se les ocurriría vender sus tierras, que considerarían tan solo en depósito. El obstáculo, la prueba, que deberían vivir consistiría en que algún día serían expulsados de esas tierras que tanto habían cuidado. Su corazón se rompería.


     A otro le dio el conocimiento de la naturaleza interior. 
Sentiría la presencia del Ser en su centro, nada exterior podría ocultar el Sol interior. La nada se convertiría en fuente inagotable de creación, estuviesen donde estuviesen. Su obstáculo consistiría en que sólo unos pocos podrían alcanzar la “iluminación”. Como el pianista en la orquesta, el maestro tocaría solo para un gran público. Habría clases, división, aunque sorprendentemente sus maestros sintiesen la unidad en su interior. Su corazón se rompería.
                                                             
                                                          
                          A un tercero le despertó el amor por la materia. Hasta tal punto se uniría a ella que se confundiría con la misma, creyendo que un ser humano es sólo algo material. Llegaría a dominarla de tal manera que avasallaría a los demás pueblos con sus inventos, olvidando que los otros eran creativos en la parte que les había tocado. Su prueba también sería dura, se olvidaría de su verdadera esencia espiritual, aunque paradójicamente, construiría los mayores templos. Su corazón se rompería.


     Pero la Conciencia les tenía preparada una gran sorpresa. Había compuesto
La “Sinfonía de la Unidad” para que entre todos los pueblos de la Tierra la tocasen al unísono, cada uno con su instrumento –el don recibido-. Cuando todos estuviesen preparados la mágica música recompondría sus corazones, y las barreras de la ignorancia desaparecerían, permitiendo florecer –reconocer- la labor única de cada cultura.
     Cuentan que ahora la orquesta está ensayando, y como cada instrumento va por su lado suena muy desafinado, están esperando a su director, que no es más que sus corazones unidos.




    No es difícil imaginar de qué tres culturas se tratan. Este cuento nos narra el momento actual de 
la humanidad, es necesario para poder entender en profundidad el contexto en el que nace el “Nuevo Paradigma Científico”, territorio de la conciencia, que permite el desarrollo total de la Física Cuántica. No podemos entender esta parte de la ciencia, centenaria ya, sin tener presentes la sabiduría de todos los pueblos de la Tierra. La ciencia verdadera no sólo es patrimonio de todos, sino que debe ser creación de todos. Hoy, el avión nos acerca al chamán que nos enseña su sabiduría, en un centro de yoga situado en occidente.
     El mundo de lo muy pequeño nos descubre a los occidentales lo que estaba más allá de nuestro cercado de ignorancia. Por eso nos parece algo ajeno, que incluso nos produce miedo. Hundiéndonos en la materia empezamos a trascenderla, como sumergiéndonos en el mar terminamos siempre tocando fondo.
      Los primeros descubrimientos en la Física Cuántica dejaron tan desconcertados a sus creadores, que incluso, obteniendo resultados prácticos, dudaron de su trabajo. Algunos vivieron verdaderos cambios de conciencia como Niels Bohr y David Bohm. Debieron romper el cascarón cultural en el que habían nacido, para podernos contar el mundo exterior. El poyuelo rompe el huevo cuando tiene el tamaño adecuado y ya no le queda alimento dentro; no es, pues, sólo, un problema de crecimiento, sino también de sobrevivencia. La humanidad necesita romper sus huevos culturales, en los que cada pueblo ha logrado su crecimiento, si no quiere morir asfixiada y desnutrida en un espacio de conciencia que le viene pequeño.
     Es necesario vivenciar el conocimiento, sentirlo, integrarlo en nuestra vida cotidiana, hacerlo parte de nuestra propia danza de la vida. El principal papel de las nuevas teorías no es el de proporcionarnos una tecnología que nos haga la vida más cómoda. Paradójicamente, estamos siempre buscando la comodidad, porque nos sentimos incómodos con la clase de vida que llevamos. Y en vez de revisar sus fundamentos, que nos obligaría a pensar y tomar compromisos, decidimos ir poniendo remiendos, como aquél que va apuntalando la casa, en vez de construir una nueva. Usamos una tecnología que la mayoría no entendemos, convirtiéndola en otra forma de dependencia.
     El papel fundamental de los nuevos descubrimientos debe ser abrir nuestras mentes y recomponer nuestros corazones  rotos, como dice la leyenda, a fuerza de chocar con nuestros límites culturales.




     Pongamos como ejemplo el cómo una visión cuántica de la realidad puede dar una dimensión nueva al cotidiano ejemplo de comer, una visión mágica y racional a la vez.Todos nuestros átomos van siendo intercambiados con otros exteriores a nuestro cuerpo físico, a través del acto de comer. Nuestras células, se reproduzcan o no, van renovando sus átomos constantemente. Nuestro cuerpo es como un edificio en el que, continuamente, vamos cambiando unos ladrillos por otros, sin que, ¡sorprendentemente!, la estructura se venga a bajo. ¡Toda una danza, llena de magia y misterio…!. La mirada cuántica de nuestro cuerpo, más allá de la química molecular, abre nuestra mente a una visión sagrada del acto de comer, que se convierte en una danza de intercambio atómico con el resto de la naturaleza; reviviendo en nosotros la unidad de todas las cosas, que una visión materialista, que no verdaderamente material, nos había ocultado. Entramos, de esta manera, en contacto con el sentir del primer pueblo de la leyenda, que vivía en comunión con la naturaleza, y nos alejamos de la absurda idea de querer dominar la naturaleza, que es equivalente a querer esclavizarnos a nosotros mismos.
     Dejemos, ahora, volar nuestra imaginación utilizando las alas del “Nuevo Paradigma Científico”. ¿Por qué intercambiamos átomos constantemente con el mundo exterior…?. ¿Por qué no utilizamos siempre, por ejemplo, los mismos átomos de calcio en nuestros huesos…?. ¿Por qué una pregunta tan evidente no se ha hecho antes en nuestra medicina…?.
Según la Cuántica, la inmensa mayor parte del volumen de cualquier átomo es espacio vacío. Podríamos decir que cada átomo es como una caja vacía. ¿Tiene sentido que estemos intercambiando continuamente “cajas vacías “ con el resto del planeta?. La lógica invita a pensar que debemos estar depositando algo en esas cajas, en un intercambio constante de “regalos”. ¿Qué son esos regalos…?. ¿Por qué los necesitamos para seguir experimentando la vida material…?.La visión cuántica activa, como nunca, la magia y el misterio de la vida en cada uno de nosotros, sin necesidad de dedicar nuestra vida a la ciencia. Tal vez, esos “regalos” sean un intercambio de conciencia entre todos los seres, vivos o no, en el sentido occidental de la palabra vida. Esto nos conduce al tema de la Conciencia, visto como un concepto más elevado y profundo de la Vida, más allá de lo material, en consonancia con el don del segundo pueblo de la leyenda.
     La mirada cuántica del comer no termina aquí, es necesario mencionar los descubrimientos del biofísico Frit Albert Popp, que ponen de manifiesto que los átomos, a través de sus electrones, son también unos almacenes de luz; y, que comiendo, lo que estamos haciendo es nutrirnos de luz, sin la cual sería imposible que comenzarán la infinidad de reacciones químicas que sustentan nuestras células.Así, pues, un hecho tan cotidiano como el comer, necesita para ser comprendido de la visión integrada de las tres culturas. Nuestra nutrición nos recuerda que la vida no se puede entender como una mera suma de conocimientos. Su compresión está mucho más cerca de la idea de una danza de materia, luz y conciencia, que armoniza e integra todos los dones de todas las culturas: LA DANZA DE LA VIDA.


Artículo publicado por Carlos González en la revista:
"Dia de la Terra" nº 18 (septiembre 2006)

LOS NUEVOS PARADIGMAS, UNA PUERTA A UN MUNDO EXTRAORDINARIO



     La distancia más corta entre dos puntos es la línea recta … siempre que no doblemos el papel en el que los dibujamos, si lo hacemos convenientemente la distancia se reduciría a cero.
     Las teorías científicas y cualquier tipo de creencias culturales se “dibujan” en el papel de un paradigma. Los problemas que se plantean en una determinada sociedad tienen que ser resueltos en ese papel, en el que el reto es ir del problema a la solución por el camino más corto, es decir la recta. El método científico que conocemos sigue este camino y el ensayo y el error lo conforman, siendo la inspiración una joya difícil de alcanzar.
     En los Nuevos Paradigmas del Conocimiento el “papel” se puede doblar y la distancia entre problema y solución tiende a cero, la inspiración se convierte en una herramienta cotidiana y el método científico, propulsado por el autoconocimiento, se transmuta en espíritu científico.
     ¿Cómo es esto posible? Parece ciencia ficción Justo la misma sensación que producen los trabajos de física teórica que hablan de universos y tiempos paralelos. La  física teórica se permite en nuestra cultura occidental una imaginación y creatividad que se niegan las otras ramas del conocimiento, que siguen en general muy atrapadas en el materialismo y en el mecanicismo, es decir, no se están proyectando en un nuevo “papel” como lo hace la física más atrevida.
     
Una teoría tan rompedora con lo establecido como la de los agujeros de gusano es impensable en otros campos del estamento científico que no sea la física teórica
       Cada vez se muestran más evidencias de que existen tiempos paralelos al que vivimos conscientemente, como el hecho avalado por grandes neurocientíficos de que primero actuamos y luego pensamos cómo actuar. Doblar el “papel” equivaldría a hacernos conscientes de estos diferentes tiempos y aprovecharlo para obtener “nuevos” conocimientos de forma casi instantánea. Esto ha ocurrido de forma esporádica en sueños o duermevelas de algunos científicos, que les han proporcionado la solución a un problema difícil de manera inmediata,  como fue el  caso de Kekulé,  que reconoció haber dado con la geometría de la molécula del benceno gracias a una ensoñación.
      Los Nuevos Paradigmas están creando una estructura científica que explica estos hechos. Desde esta plataforma de lanzamiento, será posible un cambio en nuestras miradas del mundo que nos llevará a vivir estos acontecimientos extraordinarios como algo habitual.



   

GUNTER PAULI, UN ECONOMISTA SALIDO DE MADRE

"La mitad de mi tiempo es para la innovación y la otra mitad
es para inspirar a los niños"
   Gunter, de nacionalidad ciudadano del mundo, nació en Amberes y en su universidad estudió Económicas. En los veranos, siendo estudiante, trabajó en varios países y supo enriquecerse de la diversidad, sin saber que terminaría siendo un “mago” en obtener beneficios económicos y sociales de ella.  Por eso, no es de extrañar que siga un consejo que le escuchó al mismísimo  Dalai Lama: “Ir una vez al año a un lugar donde nadie nos conozca para sentirnos incómodos”. Esta “incomodidad” Gunter la convierte en creatividad, de hecho, toma a su familia una vez al año y se marchan a un lugar en el que nadie les conozca y en unas circunstancias diferentes a las habituales. Es una bonita forma de crear nuevas redes neuronales, de mantener “viva” nuestra mente.
    Un buen día comprendió que había que cambiar nuestro modelo económico y no se conformó con ser un mero teórico. Se salió de madre…  fue más allá no sólo de la economía establecida, sino también de la ecología. Gunter se dio cuenta que ecología y negocio se pueden armonizar en el corazón, donde el conocimiento se torna sabiduría. Creó una nueva mirada: "La Economía Azul", desde la cual no sólo ayuda a sanar el planeta, sino que crea riqueza y trabajo innovador.
         Saber de sus ideas y logros es un auténtico cántico a un nuevo mundo. Te invito a escuchar esta melodía, llena de sorpresas, en la siguiente entrevista  en “La Contra” de “La Vanguardia” realizada por Ima Sanchís el 25 de mayo del 2011

"La cebra es el modelo de la eficacia energética"
Gunter Pauli, economista y polifacético empresario, creador de la economía azul

Nací en Amberes (Bélgica) en 1956, vivo en Sudáfrica y soy residente en Japón. He vivido en Francia, Suecia y EE. UU. Casado, cinco hijos. Yo no trabajo, disfruto. Soy consultor permanente de la ONU y el Gobierno de Japón. Los políticos no quieren cambiar, pero es necesario.


Monté mi primera empresa en Tokio en 1981 y le siguieron doce más, pero a los 37 años lo vendí todo para dedicarme al diseño de un nuevo modelo económico.

 La economía azul.
Sí. La economía verde requiere que las empresas inviertan más y los consumidores paguen más para conseguir lo mismo a cambio de preservar el medio ambiente. La economía azul consiste en entender los desechos como recursos y busca soluciones inspiradas en el diseño de la naturaleza.

¿Cómo se gestó?
En 1994 fui invitado a Japón para diseñar un nuevo modelo económico sin emisiones ni basura tres años antes del protocolo de Kioto, porque yo acababa de realizar la primera fábrica ecológica del mundo en Bélgica, una fábrica de detergentes sin desechos.

¿Por qué lo vendió todo?
Visitando al proveedor en Indonesia de mi materia prima, ácidos grasos de la palma africana, vi que los agricultores estaba destruyendo la selva para plantar grandes extensiones de palma.

Destruían el hábitat del orangután para mantener limpios los ríos de Europa.
  Exacto, por eso he querido demostrar con éxito que hay maneras de aplicar la física, la química y la biología con materiales renovables y mediante prácticas sostenibles, tal como hacen los ecosistemas. La economía azul se basa en la regeneración.

¿Por ejemplo?
Soy responsable del primer hospital autosuficiente, en agua, alimentos y energía, en Colombia. Ideé la primera y mas grande fábrica ecológica del mundo con el techo de pasto para controlar la temperatura.
Réplica del Pabellón Zeri de la Exposición
de Hannover construida en Manizales (Colombia)

En la Exposición mundial de Hannover (2000) construyó un pabellón de bambú.
4.500 palos de bambú de nueve metros para tener una muestra de esa maravilla arquitectónica: el acero vegetal. Hay mil millones de personas que viven en casas de bambú, pero piensan que es símbolo de su pobreza. En realidad, es un material de excelente calidad, plenamente sostenible y resistente a los seísmos. Lo que quiero es provocar un cambio en la sociedad, y para eso se necesitan modelos.

Bien, pues déme modelos.
En lugar de construir tu casa puedes cultivarla. Con 100m2 puedes sembrar bambú y en tres años tendrás 65 varas para hacer una casa de dos pisos con balcón por 1.500 euros. En el sur, donde se necesita el mayor volumen de construcción, hay bambú en más de 100 países.

Mucho mejor que ladrillo y uralita.
En el 2005 creé las primeras oficinas inspiradas en la cebra: el juego del negro y blanco mejora la temperatura de los edificios, refresca en verano (baja la temperatura cinco grados) y conserva el calor en invierno. Es el símbolo de la eficiencia energética.

Increíble.
Como está hay cien ideas más aplicadas a muy distintos campos y puestas en práctica.

¿Y de dónde las ha sacado?
Pase tres años con 82 científicos. Así obtuve los diseños de sistemas integrados que me permitían no tener ni basura ni emisiones. A partir de ahí fundé en 1994 la Zero Emissions Research & Initiatives, red global de mentes creativas con más de 3.000 científicos. Yo me encargo del modelo de negocio.

¿Competitivo y ecológico?
A base de innovación hemos demostrado que lo mejor es a menudo lo más barato. No aguanto la lógica de que la comida basura sea la más económica y la que es saludable la más costosa. Todos mis proyectos son económicos, sostenibles y sociales.

Déme más ejemplos.
De las cápsulas de café ingerimos el 2%, el resto es desecho, toneladas, y el café es el segundo producto intercambiado en el mundo tras el petróleo. Hace 15 años iniciamos un programa de cultivo de hongos tropicales (que son muy saludables) de gran calidad en desechos de café a un precio supercompetitivo. Hoy tenemos a 15.000 personas cultivándolos. Además…

¿Hay más?
... El desecho de café es muy rico en aminoácidos esenciales, excelente para las gallinas y para piensos de gatos y perros. Mi filosofía es trabajar con lo que tenemos: ya tenemos el desecho de café (me pagan para que me lo quede) y cultivamos un hongo que en teoría es muy costoso mucho más barato y también más rápido gracias a la cafeína.

Más.
En las ciudades tenemos dos problemas: la necesidad de depurar las aguas, lo que cuesta dinero, y los vertederos de basura, que también cuestan dinero. Con la basura orgánica tratamos el agua y producimos biogás convirtiendo dos costos en un ingreso. Aprovechando una estructura que ya existe generamos agua potable, biogás y compost. En Seúl vamos a obtener 400 millones de metros cúbicos al año de biogás y también lo estamos poniendo en marcha en Suecia.

¿Podremos librarnos de las nucleares?
Eso pretendemos hacer en Alemania y Japón gracias a innovaciones que hacen mucho más efectiva la energía solar, los aerogeneradores y la depuración de agua, y que producen electricidad a menos de un céntimo de euro, mientras que las nucleares están vendiendo a 5,6 el kilovatio. Así obtendremos más energía de la que se está produciendo hoy en Alemania.

           Hay futuro
Viene de Alemania, va para Japón (los gobiernos de ambos países están estudiando con Pauli alternativas a la energía nuclear). Hace un alto en Barcelona para charlas con los estudiantes del Instituto de Arquitectura Avanzada de Catalunya. Y es un gusto escucharle en estos tiempos de crisis. Pauli ha dejado atrás la economía verde, inviable por costosa, y propone copiar a la naturaleza para alcanzar la eficacia. Los cien proyectos empresariales que ya están funcionando (recogidos en La economía azul, Tusquets) y que abarcan variados sectores de la economía demuestran que es posible un modelo empresarial sostenible y competitivo, con beneficios ambientales, financieros y sociales.


    Estoy convencido de que esta entrevista te ha sabido a poco, por eso te tengo preparada una sorpresa: escuchar de viva voz a Gunter en castellano. Te aviso que su pasión es contagiosa… puede provocar cambios en ti. En este vídeo, fruto de un encuentro de innovadores organizado por "TEDxPatagonia", podrás en tan sólo 17 minutos sentir la fuerza de sus ideas y la pureza de su mirada. ¡Qué lo disfrutes!

FRITJOF CAPRA, UN FÍSICO SALIDO DE MADRE

   No son pocos los físicos teóricos, que al tener que alzar la mirada sobre lo establecido, desean ir más allá de lo que en un principio se proponían. Su curiosidad  y su visión aventurera les lleva a explorar territorios fuera de la física, eso sí, con las poderosas herramientas que ésta ha desarrollado. Hoy contamos con las palabras de uno de ellos, quien además ha sumado a todo ello su sentimiento humanista y de amor a la naturaleza. Ha “salido de madre”, pero para ayudar a crear un nuevo mundo…
     Os dejo con la entrevista que Ima Sanchís le hizo en “La Contra” de “La Vanguardia” el 6 de octubre del 2008. 

Fritjof Capra,doctor en Física Teórica, escritor científico dedicado a las ciencias de la vida


69 años. Nací en Viena y, desde hace 30 años, vivo en California. Soy profesor y activista medioambiental. Casado y con una hija. Urge un cambio profundo en las estructuras empresariales, de estilo de vida y tecnológicas si queremos sobrevivir. Estoy cerca del budismo




La actual crisis económica y de seguridad, el agotamiento de los recursos y el cambio climático son distintas facetas de la misma crisis: una crisis de percepción.


Algo hacemos mal, eso está claro

Las grandes instituciones sociales, los líderes de empresa, los políticos, los profesores universitarios..., todos estamos fijados en una visión del mundo totalmente obsoleta en el marco de un mundo globalizado y en crecimiento poblacional.

Descríbame esa visión obsoleta...

Es una visión del mundo muy tecnicista y mecanicista que entiende el universo como una gran máquina formada por distintos elementos que funcionan conjuntamente. De la misma manera entiende el cuerpo humano como una máquina totalmente separada de la mente, y la evolución, como una lucha competitiva para conseguir la subsistencia. Una visión muy fragmentaria. No hay una solución para un problema, todo está íntimamente interconectado.

Una visión muy fragmentaria

No hay una solución para un problema, todo está íntimamente interconectado

¿Cuál sería la mirada correcta?

Requiere otra manera de pensar que tenga en cuenta las relaciones, los contextos y los patrones, lo que en la ciencia se denomina pensamiento sistémico o ecológico. Existe un choque muy profundo entre nuestra creencia de que el crecimiento es ilimitado y el hecho de que nuestro planeta sea finito.

Una gran contradicción

 Y esto refleja también la dicotomía entre el pensamiento lineal y las previsiones de futuro que hacen nuestros economistas, y el carácter no lineal de la biosfera.

Usted va más allá, roza la espiritualidad al afirmar que todo es uno.

Cuando uno se pregunta cuál es la esencia de la vida espiritual y estudia las enseñanzas y las escrituras de los grandes místicos de todas las culturas, encuentra un denominador común: un sentido muy profundo que implica estar conectado con algo más grande que nosotros mismos, con un todo. Y esa es la perspectiva ecológica del mundo.

¿Qué tiene de científica esta visión?

La ciencia en el siglo XX ha experimentado un cambio de paradigma muy profundo en su visión del mundo. Nuestros conocimientos actuales nos llevan a ver el mundo material como una red de relaciones inseparables. Y en cuanto a la separación entre cuerpo y mente, hemos comprobado que cada célula individual es un sistema cognitivo vivo de por sí, conectado con todo lo demás.

¿Y eso qué implica?

Que la mente y la materia son las dos caras de la misma moneda. La mente es la cara de los procesos, y la materia, la de las estructuras. Y el planeta se entiende como un sistema vivo que se organiza y se regula a sí mismo.

La teoría de Gaia.

Exacto. Por tanto, esta visión espiritual de que nosotros formamos parte de un todo interrelacionado, y que este todo está vivo, tiene una base científica.

¿Cómo desde la física, disciplina alejada de cualquier creencia, llegó al taoísmo?

Los físicos hemos ido estudiando la materia cada vez en mayor profundidad, y hemos observado que cuando se llega al nivel atómico y subatómico, el lenguaje y las imágenes con las que nos encontramos ya no son puramente mecanicistas como en niveles mayores, observamos que existen una serie de patrones de energía y una red de interrelaciones constantes. Esa revolución científica es la que describo en El Tao de la física,y la comparo con la visión de los místicos orientales.

¿Visión aplicable a todas las disciplinas?

A principios de 1930 se dio en Europa una etapa de diálogo muy profundo entre biólogos, psicólogos y ecólogos. Todos estudiaban sistemas vivos: individuos, sistemas sociales y sistemas ecológicos, y todos intentaban entender la naturaleza fundamental de la vida.

¿Y?

Fue así como se dieron cuenta de que para describir un sistema vivo es fundamental la relación que se establece entre las distintas partes de ese organismo. Tanto los físicos como los que se dedicaban a las ciencias de la vida llegaron a la misma conclusión: para analizar cualquier situación, necesitamos basarnos en las relaciones, los contextos y los procesos.

Entonces, ¿cuál es la actitud para remontar esta crisis?

Hay que atar cabos, ver cómo se interrelacionan todas las cosas porque no existen problemas aislados. Por ejemplo: que nosotros conduzcamos un determinado tipo de coche, que hagamos un uso concreto de la energía, significa que tendremos más emisiones de efecto invernadero.

... Y esas emisiones provocarán el calentamiento del planeta.

Sí, y a su vez, ese calentamiento hace que se deshiele un glaciar en Asia que provoca que los grandes ríos que salen del Himalaya, el río Amarillo y el río Ganges, se queden sin agua, lo que acaba en hambrunas. Por tanto, nuestras propias opciones individuales, nuestras decisiones, tienen implicaciones globales, todos somos responsables.

Tomo nota.

La buena noticia es que existen soluciones para muchos de los problemas del mundo actual, y muchas son sencillas: tenemos los conocimientos, disponemos de las tecnologías y de la capacidad financiera necesarias para conseguir una sociedad sostenible. Lo único que nos falta es la voluntad política.

Conexiones
Hace 30 años se trasladó a California y abandonó la física teórica para profundizar en las nuevas teorías que entienden el mundo y la materia como un entramado de relaciones y consecuencias. Fundador del Centre for Ecoliteracy de Berkeley, que promueve la ecología y los sistemas de pensamiento en la escuela, profesor del Schumacher College en Inglaterra, un centro internacional de estudios ecológicos, y autor de cinco superventas científicos como El Tao de la física,acaba de publicar La ciencia de Leonardo (Anagrama), donde reivindica al artista como el padre no reconocido de la ciencia moderna. Ha expuesto sus teorías en el ciclo En Ressonància, organizado por Caixa Catalunya y KRTU.

    Si te apetece profundizar en el trabajo que Fritjof  hace para llevar la mirada ecológica a las escuelas, te invito a visitar otra entrada en la que podrás disfrutar de un vídeo en el que el físico habla de su trabajo como formador de maestros:
   http://realidadcuantica12.blogspot.com/2011/11/de-la-materia-la-vida-de-la-vida-las.html